¿NO SIN MIS TACONES?

 ¿Eres como  yo?   Una mujer que adora  sus tacones, taconazos, cuando vamos a un evento  nos hacen sentir, más esbeltas, delicadas, glamurosas, bonitas, femeninas, poderosas,   …. bueno y paro que me embalo …pero no solo los utilizamos para los eventos, también para ir al trabajo, a comprar, de copas con los amigos, algunas súper mujeres hasta paseando con los niños en un centro comercial, de estas últimas soy muy fan, vamos que los tacones son nuestro gran aliado para sentirnos más guapas.

PERO ¡!!!! También son nuestro gran ENEMIGO, si, si, si  seguro que a ti también te ha pasado, te invitan a una boda o fiestuki y estas preciosa con tu vestido, tu peinado y tus divinos TACONAZOS pero cuando van pasando las horas, no sé porqué tus pies ya no caben en tus divinos zapatos y lo que era una mujer erguida, con movimientos perfectos luciendo palmito se convierte en la mujer pato ¡un horror! todo tu look hacer puñetas ¿a que sí? todas hemos vivido ese momento en el que acabamos sentadas mirándonos los pies y diciéndoles ¡¡venga!! un pasito más! pero tus empeines te miran con sus venas hinchadas a lo Patiño.. y... dicen NO ¡ni un paso más! y a tí te parece que ya ni tu vestido es tan mono y que tu pelo es un desastre, vamos que te  arruinan el resto del día o de la noche o de la madrugada.

¿A que no quieres acabar así???

 

PUES AQUÍ TENEMOS LA SOLUCIÓN 

¿COMO HEMOS PODIDO VIVIR SIN ELLAS? LA SOLUCIÓN BAILARINAS ENRROLLABLES

Son fantásticas como regalo o  para que te las regales a ti misma, si las llevas en el bolso verás como las utilizas en  un montón de ocasiones, también son perfectas para conducir, yo al menos cuando conduzco con tacones siempre acabo rayando el tacón y agujereando la alfombrilla del coche, aparte de no ser nada práctico, por eso siempre tengo unas en la guantera del coche, son mi salvación para ir cómoda sin perder una pizca de Glamour.

Aquí las tienes en tres colores a elegir , pincha aquí "BAILARINAS ENRROLLABLES"

 

 

 Aquí os dejo una  foto de Eva Longoria y sus amigas como damas de honor, las pobres tampoco conocían mis bailarinas, bailarinas que les caben perfectamente en sus clutchs o lo que viene siendo un bolso de mano de toda la vida, pues eso, tuvieron que descalzarse por este empedrado de las preciosas calles de Córdoba par llegar a la Iglesia sin pegarse un tropezón.

Ojo! estan  monísimas y sonrientes porque este es el principio del bodorrio  y no tenian los pies destrozados de los taconazos ¿SI NO? pues si no, estarían como cualquiera de nosotras sin sus bailarinas, descalzas, andando como patos y hechas unos zorros.

Un abrazo furte!!!!

Lolita


Dejar un comentario

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información